Mascotas

Thyssen


Thyssen María, la pequeña niña de mis ojos… Era una noche de verano, muy calurosa. De esas que te obligan a estar con la ventana abierta y el ventilador puesto si querías intentar dormir un poco. Hacía ya dos noches que...